Para una multinacional del Silicon Valley, estas tecnologías impulsan la rentabilidad en empresas argentinas

Los cambios regulatorios han permitido cerrar la brecha que existía frente a otros mercados para la migración de aplicaciones críticas de negocio

«La Argentina tiene un marco regulatorio adecuado pero un contexto económico complejo. Aun así, estas tecnologías permiten casos de negocio con rentabilidad asegurada y son la base de una transformación empresarial indispensable para muchas empresas», dijo ante iProfesional Onil J. Ledo, uno de los responsables de la operación comercial para América latina de Juniper Networks, una multinacional dedicada a sistemas de redes y seguridad, con sede en Sunnyvale, en pleno Silicon Valley.

En la siguiente entrevista de iProfesional, Ledo describe estas tecnologías que pueden apalancar a las compañías argentinas en un contexto crítico por la pandemia del coronavirus y las restricciones económicas.

Juniper Networks cerró el trimestre pasado con ganancias netas por u$s1.074,4 millones a nivel global, lo que representa un aumento de 8% respecto al año anterior, a pesar de la escasez de semiconductores que afecta la industria.

-¿Cuáles son los principales retos tecnológicos en la Argentina y la región en cuanto a la adopción de nuevas tecnologías?

-Las empresas en la región están atravesando un proceso hacia su transformación digital, con diferentes grados de adopción, siendo la atención al cliente, las aplicaciones de marketing, las ventas y la automatización de procesos los primeros casos de negocio en los que ya se están observando beneficios concretos.

La pandemia ha tenido un impacto acelerado en el proceso, y las nubes públicas o híbridas y el uso de la inteligencia artificial (IA), están habilitando tecnologías con una tendencia creciente de incorporación en busca de mayor flexibilidad y rapidez para llegar al mercado, reducción de costos y mejora de la calidad de servicio a través de la automatización.

Se estima que para el 2024 el uso de IA para operaciones de tecnologías de la información (TI) será normal en al menos el 50% de las grandes empresas, que lo aplicarán a la automatización de los principales sistemas de TI y procesos de gestión de servicios.

Los cambios regulatorios han permitido cerrar la brecha que existía frente a otros mercados para la migración de aplicaciones críticas de negocio y el surgimiento de diversas empresas Fintech, siendo los costos, la seguridad y la disponibilidad de recursos los principales focos de atención.

-¿Qué relevancia tienen para la adopción de nuevas tecnologías la falta de trabajadores y profesionales especializados en ellas y las crisis económicas recurrentes en la Argentina y la región?

-La disponibilidad de recursos profesionales fue durante años la primera barrera para la adopción masiva de estas tecnologías por parte de grandes empresas a nivel mundial. Si bien la capacidad de trabajar de forma remota, que no es nueva para esta industria, se ha desarrollado aún más permitiendo una mayor oferta de servicios, la demanda de otros mercados eleva sus precios a niveles internacionales, dificultando el acceso de algunas empresas argentinas. Esto se ve intensificado por los desafíos actuales de Forex.

La adopción de la nube informática creció en la pandemia del coronavirus.

La adopción de la nube informática creció en la pandemia del coronavirus.

Nuevos servicios habilitados por la tecnología

-¿Cómo se encuentra la Argentina, frente a otros países de América latina, respecto al despliegue de herramientas de inteligencia artificial?

-Con diferentes grados de adopción según el área, muchas grandes empresas argentinas ya utilizan herramientas de inteligencia artificial para brindar servicios a sus clientes a través de aplicaciones de autoservicio con interfaces naturales, análisis predictivo en aplicaciones de marketing y ventas mediante análisis de datos y patrones de compra.

Algunas empresas consideran incorporar la IA en la automatización de la infraestructura de TI y los procesos de gestión de servicios a corto plazo para garantizar altos niveles de servicio a los usuarios, tanto externos como internos, al tiempo que controlan los costos de administración para infraestructuras cada vez más complejas.

-¿Y respecto a la migración a la nube informática?

-La Argentina tiene un marco regulatorio adecuado pero un contexto económico complejo. Aun así, estas tecnologías permiten casos de negocio con rentabilidad asegurada y son la base de una transformación empresarial indispensable para muchas empresas. Se empieza a ver que las migraciones a escenarios de nube híbrida satisfacen las necesidades de expansión de la infraestructura.

El uso de estos modelos mixtos es el primer paso para empezar a probar nuevas alternativas de despliegue, aportando agilidad y siendo fiables al mismo tiempo. En la nube pública existe una amplia gama de servicios tanto empaquetados como para entornos de desarrollo, que empiezan a tener sentido para los nuevos negocios.

-¿Cuáles son los principales retos respecto a la ciberseguridad y la migración a la nube que deben tomar en cuenta las empresas para continuar en el proceso de digitalización?

-Dada la criticidad y el nivel de exposición de estas aplicaciones, es esencial garantizar un excelente nivel de servicio (y experiencia) para el usuario en términos de disponibilidad y rendimiento y funcionamiento seguro. Estén donde estén los usuarios (incluso trabajando desde casa actualmente), los servicios y las aplicaciones deben ser siempre accesibles y seguros. El personal de seguridad de TI debe gestionar el acceso a las aplicaciones y los servicios en la nube con agilidad, elasticidad y seguridad.

En 2019, Gartner acuñó el término «Secure Access Service Edge» más conocido como SASE, que se centra en otorgar acceso seguro a los usuarios en función de su riesgo actual. SASE proporciona protección contra ataques independientemente de donde se encuentren los usuarios, lo que garantiza seguridad constante.

Por otro lado, tener servicios de seguridad prestados en la nube facilita la protección de servicios con muy baja latencia porque la inspección es geográficamente más cercana al usuario y no es necesario desviar el tráfico.

Te puede interesar

Los datos ya no tienen que viajar alrededor del mundo antes de que el usuario obtenga acceso (nuevamente, un factor en experiencia de uso superiores). La adopción de una nueva tecnología a menudo implica planificación, consideración cuidadosa y alineación de las partes interesadas. Hay muchos obstáculos y un margen mínimo para los errores que introducen riesgos, especialmente cuando las organizaciones se mueven rápidamente y en circunstancias estresantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.