La musa de Silicon Valley irá a juicio por fraude en EE.UU.

Elizabeth Holmes llegó a sumar una fortuna de u$s3.600 millones en 2014. Ahora, es acusada por prometer un laboratorio de análisis de sangre que no cumplió

La joven emprendedora de Silicon Valley, Elizabeth Holmes, fue acusada de estafa tras recaudar millones de dólares prometiendo la creación de un laboratorio que revolucionaría los análisis de sangre irá a juicio el 7 de septiembre.

Holmes, quien fundó la empresa biotecnológica Theranos en 2003 a los 19 años, enfrenta nueve cargos de fraude electrónico y dos de conspiración para cometer fraude electrónico que podrían valerle hasta 20 años de prisión de ser considerada culpable.

Con Theranos, Holmes prometió resultados que serían más rápidos y baratos que los ofrecidos por los laboratorios tradicionales, y realizados con apenas unas gotas de sangre.

Figuras de peso como el exsecretario de Estado, Henry Kissinger, y el exsecretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, y el magnate de los medios de comunicación, Rupert Murdoch, compraron la promesa invirtiendo en lo que parecía una apuesta segura.

Holmes durante la creación de su proyecto, Theranos.

Holmes durante la creación de su proyecto, Theranos.

Holmes fue considerada una visionaria y hasta comparada con el fundador de Apple, Steve Jobs. Pero después de algunos años y miles de millones, la promesa se marchitó y las máquinas milagrosas no funcionaron.

De acuerdo con los fiscales, Holmes estaba consciente y mentía a los inversionistas, a los doctores y a los pacientes para continuar recaudando dinero.

«En términos de cuanto dinero el gobierno dice haber perdido, este caso no es el mayor fraude en el sector sanitario del año pasado. (…) Pero en lo que se refiere a atención mediática, ciertamente es uno de los mayores casos de la década», dijo Jason Mehta, un abogado y exfiscal especializado en fraude sanitario.

Se espera que además de Kissinger y Mattis, que llegaron a integrar el consejo de Theranos, pacientes que fueron mal diagnosticados con HIV o cáncer por los análisis defectuosos testifiquen ante el jurado. «Es lo que vuelve este caso real. Es lo que hace que el argumento del gobierno no sea sólo sobre dinero, sino sobre verdadero daño a los pacientes», dijo Mehta.

Si Holmes decide hablar, será el testimonio más esperado.

La declaración de Holmes, la más esperada.

La declaración de Holmes, la más esperada.

Holmes llegó a amasar una fortuna estimada de 3.600 millones de dólares, de acuerdo con la revista Forbes en 2014. En la época era la millonaria más joven sin haber heredado una fortuna. El juicio ha sido pospuesto varias veces porque la acusada tuvo un hijo en julio.

Holmes quiso ser médico, pero le daban miedo las agujas. De ahí, su proyecto. Con Theranos, la joven prometió resultados que serían más rápidos y baratos que los ofrecidos por los laboratorios y realizados con apenas unas gotas de sangre.

Por otro lado, la empresaria, en el marco del juicio ha denunciado maltratos por parte de su exnovio Ramesh Balwani, también acusado en el mismo proceso. Según documentos judiciales presentados durante el proceso y citados por CNBC, los abogados de la mujer, de 37 años, hablaron de «una campaña de maltrato psicológico durante una década».

En particular, la acusación afirma que «el control de Balwani incluía monitorear sus llamadas [de Holmes], mensajes de texto y correos electrónicos; violencia física como arrojarle objetos duros y afilados, restringir su sueño, monitorear sus movimientos; e insistir en que cualquier éxito que lograra se debía a él».

Te puede interesar

Los abogados de Holmes prometieron presentar evidencia al juez de que Balwani la «menospreciaba verbalmente y le ‘retiraba el afecto si ella lo contrtariaba’; controlaba lo que comía, cómo se vestía y cuánto dinero podía gastar, con quién podía interactuar, esencialmente dominándola y eliminando su capacidad para tomar decisiones». Los letrados argumentaron que, como resultado, la mujer sufre varios problemas mentales, como estrés postraumático, ansiedad y depresión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.