La inflación sigue afectando las cuentas de Telecom Argentina: qué debería pasar el resto del año para frenar la caída

La mayor operadora de telecomunicaciones del país posee un fuerte flujo de caja que se ve comprometido por el constante contexto inflacionario

A pesar de contar un fuerte flujo de caja que genera mes a mes, la principal operadora de telecomunicaciones de la Argentina sigue acumulando balances en rojo y caída en sus ventas que mayormente son condicionadas por el impacto de la inflación en sus resultados.

Un impacto que, con el dólar y las tarifas pisados, y con paritarias que sólo ahora retoman un nuevo dinamismo, suma ya más de 25% en lo que va del año, porcentaje que se acerca a la previsión oficial para todo el 2021 establecida en el Presupuesto diseñado por el ministro de Economía, Martín Guzmán que proyectó un suba de precios de 29%.

Para alcanzar esa meta, los próximos seis meses de este año deberían informar una inflación menor a un punto por mes, impensable para el actual escenario que marca una tendencia diferente, con un proyectado de hasta el 50% para todo el 2021.

Se trata de un contexto que no solamente afecta a Telecom Argentina sino que atraviesa a todo el sector en donde opera la compañía y que hasta limita los fondos que las empresas pueden destinar a inversiones de capital.

De hecho, la compañía incrementó sus desembolsos para este año, de u$s 500 millones a u$s 600 millones a pesar que en los primeros seis meses del año ya perdió algo más de $1.600 millones y sus ventas se redujeron en un 10% con respecto a igual período del 2020.

En la actualidad, Telecom Argentina tiene 23.000 empleados y 19,3 millones de clientes gracias a un incremento de 460.000 usuarios durante los primeros seis meses del 2021, de los cuales el 42% del total utilizan los servicios pospagos.

La inflación sigue afectando las cuentas de Telecom Argentina

La inflación sigue afectando las cuentas de Telecom Argentina

Por otra parte, los abonados de televisión por cable totalizaron 3,5 millones en el mismo período, sumando 20.000 cuentas, mientras que los accesos de banda ancha fueron de 4,2 millones, con un aumento de 62.000 clientes sobre el año pasado.

Así surge del informe enviado por la empresa a la Comisión Nacional de Valores (CNV) para informar sus estados financieros correspondientes al primer semestre del año en lo cuales se observa que sus ventas, ascendieron a $180.018 millones.

En ese lapso, el sector servicios se ubica como mayor aportante con $167.085 millones, pero el total de sus ingresos representan una caída del 10,8% en comparación con igual período del año pasado.

En el primer semestre, el resultado neto de la compañía registró una pérdida de $1.672 millones contra los $2.945 millones que había perdido en igual período del 2020.

En este caso, la empresa explica que el resultado está principalmente afectado por el cargo por Impuesto a las Ganancias de $25.682 millones, compensado parcialmente por la utilidad de la explotación y los resultados financieros positivos por $18.590 millones.

En el mismo período, las inversiones ascendieron a $41.705 millones, equivalentes al 23,2% de las ventas consolidadas, mientras que su deuda financiera neta alcanzó los $189.342 millones, con una reducción del 13,7% en moneda constante.

En su informe, Telecom Argentina también explica que las ventas de servicios móviles representaron $67.633 millones o una caída de $6.615 millones con respecto al año pasado que significa una reducción del 8,9%. Las mayores ventas fueron las de Internet móvil que representan el 73% del total, con un ingreso promedio mensual por cliente (ARPU) $525,2, un 6,9% menor al del primer semestre del año pasado.

En este sector, a través de las marcas Personal y Fibertel, el grupo lanzó el nuevo servicio WiFi Pass, una propuesta de conectividad deslocalizada que permite a los clientes que posean servicio de Fibertel, activar sin cargo gigas de uso para compartir internet desde el teléfono móvil con cualquier otro dispositivo, sin consumir datos de su plan original.

En el caso de las ventas de servicios de televisión por cable fueron de $35.665 millones, unos $3.923 millones menores a las del primer semestre del 2020. El ARPU mensual en este sector alcanzó los $1.586 contra los $1.885 del año pasado.

Según el documento de Telecom Argentina, durante el segundo trimestre del año, «continuó trabajando en su objetivo de consolidar la plataforma de entretenimiento desarrollando contenidos e incorporando nuevas producciones nacionales e internacionales que le brinden a los clientes una experiencia multiplataforma de calidad».

En el sector de servicios de telefonía fija y datos, las ventas ascendieron a $25.884 millones, marcando una caída de $4.296 millones y un ingreso promedio mensual facturado por usuario (ARBU) de $656,6.

En el segmento corporativo, Telecom FiberCorp, continuó desarrollando diferentes iniciativas para acompañar a las empresas en su productividad y crecimiento, aseguran desde la compañía.

Para el caso de internet, las ventas por este servicio llegaron a los $37.535 millones que también marcan una caída, en este caso de $5.110 millones y con un ARPU de $1.442,3 contra el de $1.743,7 del primer semestre del año pasado.

En tanto, los ingresos por ventas de equipos alcanzaron los $12.933 millones, marcando una suba por $3,170 millones dada principalmente por un aumento en la cantidad de equipos vendidos de 42% y por un incremento en los precios promedio de venta.

Costos operativos

En el caso de los costos consolidados ascendieron a $174.713 millones, marcando una pequeña caída del 0.3%.

Los costos laborales e indemnizaciones fueron de $35.203 millones; por interconexión y transmisión, $6.646 millones; mientras que para el pago de impuestos, tasas y derechos al Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) debió destinar $13.937 millones, un 6,5% menos que el año pasado por las menores ventas.

Los otros costos operativos, que incluyen cargos por juicios y otras contingencias, energía y servicios públicos, seguros, alquileres y capacidad de Internet ascendieron a $7.541 millones.

Su deuda financiera neta llegó a los $189.342 millones, reduciéndose con respecto a la consolidada al 31 de diciembre del 2020 que se había ubicado en los $219.323 millones.

Al respecto, la compañía cerró una línea de crédito garantizada por Finnvera plc (organismo oficial de crédito a la exportación de Finlandia) por hasta u$s30 millones que destinó a financiar hasta el 85% del valor de ciertos bienes y servicios importados y nacionales y para el pago total de la prima de Finnvera equivalente al 14,41% del total de la línea de crédito.

Su deuda financiera neta llegó a los $189.342 millones, reduciéndose con respecto a la consolidada al 31 de diciembre del 2020 que se había ubicado en los $219.323 millones.l

a deuda financiera neta de la fima llegó a $189.342 millones, reduciéndose con respecto a la del 2020, que se ubicó en los $219.323 millones.

Además, colocó Obligaciones Negociables (ON) Clase 9 por u$s91,8 millones pagaderos en pesos al tipo de cambio aplicable (equivalentes a $8.699 millones), que vencen el 7 de junio del 2024 y devengan una tasa de interés trimestral fija del 2,75% anual.

Te puede interesar

De manera adicional, a fines de junio pasado Telecom Argentina canceló el saldo remanente de las ON Clase «A» por u$s106,6 millones, de los cuales u$s103,2 millones fueron de capital y otros u$s3,4 millones de intereses. Un mes después, hizo lo mismo con $1.200 millones más los intereses devengados a esa fecha de la ON Clase 4.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.